Pionera de la Reducción de Riesgos: Entrevista a Núria Calzada de Kykeon Analytics

18 enero 2024
Entrevista realizada por Mihan B. con el apoyo adicional de Ricardo Lozano Fuentes.


Núria Calzada, psicóloga con más de 23 años de experiencia en el trabajo de reducción de riesgos con Energy Control, es una pionera que ha ayudado a promover internacionalmente enfoques de las drogas y las políticas de drogas que dan prioridad a las personas. Ahora que inicia una nueva etapa en Kykeon Analytics, nos acompaña en una fascinante conversación sobre su entrada en el mundo de la reducción de daños en el año 2000, el trabajo que está realizando Kykeon Analytics para hacer posible un control de drogas de calidad en todo el mundo y su interés personal en abogar por políticas de drogas que ayuden en lugar de perjudicar.


Llevas más de 23 años trabajando en el ámbito psicodélico, es decir, mucho antes del renacimiento psicodélico y de la generalización de la cultura psicodélica. ¿Qué te atrajo de este espacio en aquel momento?

Cuando era joven, como la mayoría de la gente, ya tenía un interés personal por el tema de las drogas, que ya había demostrado durante mis estudios de psicología. Así que a la hora de elegir un centro donde realizar mis prácticas, tenía claro que sería en el campo de las drogas. Pero en aquella época no había mucha «reducción de riesgos» propiamente dicha; la mayoría de los centros de tratamiento se centraban en la abstinencia. 

Así que cuando por casualidad se me presentó la oportunidad de trabajar con Energy Control en la reducción de riesgos, no la desaproveché. Había oído hablar de ellos a través de un buen amiga que tenía algunos de sus folletos informativos sobre distintas drogas y, cuando los vi, pensé: ¡esto es increíble! Era tan diferente de lo que siempre había visto sobre las drogas. Y finalmente, acabé haciendo mis prácticas con ellos.

Fue bastante revolucionario en su momento, ¿no?

Sí. Así que fue perfecto empezar en Energy Control en el 2000 y aprender mucho sobre: nuevas drogas, composición y reducción de riesgos. Realmente sentí que compartía su misión y su pasión, así que fue increíble. Y también me ofreció la oportunidad de viajar por trabajo, conocer a mucha gente interesante y unirme a un proyecto de reducción de daños que ha tenido tanta repercusión en todo el mundo.

Energy Control ha sido una organización pionera a la hora de sentar las bases de un enfoque de reducción de riesgos en el ámbito de las drogas.

Sí, y porque fue un proyecto pionero, en ese sentido, ha dado lugar a muchos otros proyectos en este ámbito, lo cual es fabuloso. Durante mi etapa en Energy Control, trabajamos para promover la reducción de daños en España, pero también para apoyar a organizaciones de reducción de daños de todo el mundo para que se pusieran en marcha, incluso en Sudamérica.

Así que empezaste en Energy Control, y ahora, un nuevo capítulo en Kykeon Analytics.

Trabajé en Energy Control durante 23 años, hasta abril. Fue una época muy bonita pero, ciertamente, sentí que necesitaba un cambio. Quería centrarme más en la política farmacéutica y fue increíble que Kykeon Analytics apareciera en mi vida para ofrecerme esta gran oportunidad. 

Es una organización hispano-canadiense con el laboratorio ubicado cerca de Barcelona (Vic) y es realmente emocionante unirme a ella en sus inicios.

Un objetivo final (para Kykeon) es reformar las leyes antidroga.

¿Cuál dirías, en una o dos líneas, que es la misión de Kykeon?

Un objetivo final es reformar las leyes antidroga. Siempre digo que sería increíble cerrar nuestros servicios de análisis de drogas porque significaría que el análisis de drogas ya no es necesario. Significaría que hay drogas legales, reguladas, que llegan al consumidor ya analizadas y con un control de calidad.

Pero hasta entonces, quedan muchas cosas por hacer, como el análisis de drogas para reducir riesgos, el descubrimiento de nuevos productos botánicos, etcétera. Esperamos que en los próximos años se establezca como un servicio referente en el mundo, que la gente conozca nuestro servicio y lo pueda utilizar.

¿Significa eso que tu laboratorio de Vic se convertirá en una instalación de análisis de medicamentos al servicio de personas de todo el mundo?

Exactamente. 

Cada semana aparecen nuevos compuestos y compramos componentes nuevos de todas partes y utilizamos tecnologías avanzadas…para detectar estos nuevos componentes y rastrearlos en las bibliotecas espectrales de Kykeon.

¿Puedes darnos una idea general de los trabajos del laboratorio?

En todo el mundo se están poniendo en marcha muchos proyectos de detección de drogas mediante Fourier-transform infrared spectroscopy (FTIR), pero el problema es que hay muchas sustancias que no pueden detectar porque no las tienen en sus bibliotecas de sustancias. Así que analizan una muestra y encuentran un compuesto nuevo, pero no tienen forma de saber de qué se trata.

Una de las principales actividades del laboratorio es el seguimiento de nuevos compuestos. Cada semana aparecen nuevos compuestos y compramos componentes nuevos de todas partes y utilizamos tecnologías avanzadas, a las que muchos servicios de control de drogas no tienen acceso, para detectar estos nuevos componentes y rastrearlos en las bibliotecas espectrales de Kykeon -bases de datos de «huellas moleculares»- que compartimos gratuitamente con otras organizaciones de reducción de daños que trabajan en el control de drogas con FTIR.

De este modo, estas organizaciones pueden cotejar sus muestras con la amplia biblioteca de Kykeon y encontrar una coincidencia que no tenían en sus propias bibliotecas. En otras palabras, son capaces de identificar el nuevo compuesto. 

Sí, exacto.

Has mencionado que otros grupos también se dedican a la identificación de nuevos compuestos. ¿Existe alguna forma de unificar sus bibliotecas para crear una biblioteca espectral más completa?

Actualmente no lo hacemos. Hay buenas personas trabajando en este campo que proporcionan bibliotecas FTIR gratuitas y que intentan actualizarlas constantemente. Estas bibliotecas son complementarias, no exclusivas y, en nuestro caso, intentamos incorporar las sustancias que no suelen encontrarse en otras bibliotecas.

¿Y cómo elegís qué sustancias incluir? 

Estamos atentos a los proveedores de productos químicos de investigación, consultamos foros de consumidores de drogas, estamos en contacto con otras organizaciones y recogemos propuestas a través de nuestra página web. 

También estamos atentos a los distintos sistemas de alerta temprana. En España, por ejemplo, tenemos el sistema español de alerta temprana, en el que participan la policía, los forenses, los hospitales y las organizaciones de reducción de riesgos. Cuando se detecta un nuevo compuesto, se notifica a los participantes en el sistema de alerta temprana y el sistema español también lo notifica al Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) para que pueda iniciar la vigilancia. A continuación, el OEDT informa a Naciones Unidas.

En parte es un servicio de salud pública: por ejemplo, si se publica un aviso de sustancia peligrosa a este sistema español de alerta rápida, puede incluir información sobre sus riesgos y cómo tratarlos, que también llega a todas las instituciones médicas de la red. Pero también hay un aspecto de prohibición: si ven muchas notificaciones sobre una determinada sustancia, suelen tomar medidas para prohibirla. En cualquier caso, revisamos periódicamente estos sistemas de alerta para comprobar si esas sustancias ya están incluidas en nuestra biblioteca.

En Europa estamos empezando a tener problemas con opiáceos sintéticos muy potentes llamados nitazenos, que están causando sobredosis accidentales.

¿Y cuál es el enfoque de Kykeon a la hora de comunicar advertencias sobre sustancias peligrosas?

Cuando detectamos una sustancia adulterada o que no es la esperada, publicamos la información en nuestro sitio web. Pero también avisamos al vendedor, que a menudo lo desconoce, para que tome las medidas necesarias. A veces la causa está en un producto mal etiquetado y la solución es fácil.

¿Qué tendencias observas actualmente en el mercado farmacéutico de la UE en cuanto a nuevos compuestos, adulterantes o impurezas? 

En Europa estamos empezando a tener problemas con opiáceos sintéticos muy potentes llamados nitazenos, que están causando sobredosis accidentales, especialmente en Irlanda. Así que estamos haciendo un esfuerzo para incluir muchos nitazenos en nuestras bibliotecas.

En los últimos años, el OEDT y otros organismos han informado de que las pastillas de MDMA a menudo no son puras y contienen dosis de MDMA muy superiores a las habituales, lo que puede resultar difícil de manejar para las personas.

Y la cocaína que hay ahora en el mercado tiene una pureza muy elevada.

*Desliza hasta el final para obtener más información sobre las tendencias en el control de drogas, directamente desde el laboratorio de Kykeon.

Tú misma trabajas fuera del laboratorio en Kykeon. ¿Cuál es tu enfoque personal en Kykeon ahora mismo?

Me interesa más la política de drogas desde 2016, cuando fui a Nueva York para la Sesión Especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGASS). Era un área en la que no podía trabajar en Energy Control porque la financiación procedía del Gobierno, así que es difícil criticarla. En Kykeon contamos con financiación privada y servicios de pago, lo que nos permite trabajar en política de drogas con libertad e independencia.

Mi prioridad ahora es promover internacionalmente el servicio de control de drogas. Pero también estoy haciendo relaciones públicas y trabajo en red en todo el mundo, especialmente con Canadá y Estados Unidos. 

En España, Kykeon, junto con ICEERS y Law Enforcement Action Partnership (LEAP Europa), lanzó una encuesta dirigida a los clubes de cannabis situados en ciudades con unidades caninas en la policía, para entender cómo se comportan las unidades caninas con los clubes y sus miembros, que es un tema popular y en expansión.

También formo parte de LEAP Europa, como miembro de la junta directiva, y estoy organizando un próximo evento en Madrid el 2 de febrero llamado «Policía y drogas: Una conversación urgente‘, donde hablaremos, entre otras cosas, del uso de psicodélicos en la policía para tratar el TEPT. Mi objetivo es difundir el conocimiento en torno a esto para que la policía sepa que tiene esta opción para tratar su ansiedad y depresión.

El tema de la policía es interesante porque en muchos lugares la psicodelia sigue siendo ilegal y la policía es responsable de hacer cumplir esas leyes. ¿Cómo se sortea esa tensión?

Es un punto excelente. Hay gente en las fuerzas del orden, como Neil Woods, director de LEAP Europe, que estuvo infiltrado durante mucho tiempo y ha tomado psicodélicos para tratar su trastorno de estrés postraumático. Cuando le entrevisté, uno de los grandes puntos fue este: que la policía puede obtener soluciones para sus problemas de salud mental a través de las drogas que están persiguiendo. 

Recomiendo encarecidamente su Ted Talk sobre la necesidad de poner fin a la guerra contra las drogas. Es impactante que alguien que era policía, que estaba haciendo cumplir estas leyes sin sentido, diga que esto no tiene sentido, que estamos haciendo más daño que bien.

¿Estás trabajando, en términos de promoción, con algún miembro del gobierno? ¿Ves posibilidades de cambios a nivel nacional, provincial o local?

Todavía no. En general, Cataluña tiene un punto de vista más progresista en estos temas que el resto de España. En torno a la reducción de daños, hay muchos servicios y proyectos, pero eso no se ve en muchas otras partes de España. 

Pero ahora mismo tenemos la situación contraria: el alcalde de Barcelona quiere cerrar los clubes de cannabis, que han sido un modelo para los países que están regulando el cannabis en todo el mundo. Así que es una verdadera lástima que la ciudad de Barcelona quiera cerrar un modelo que está funcionando y no plantea ninguna inseguridad.

Ha sido una conversación muy interesante. Para terminar, ¿cuáles son tres tus recursos favoritos que te gustaría compartir con la comunidad psicodélica en España?

  • Un libro:
    Drugs For Grown Ups (Carl Hart), porque habla del excepcionalismo psicodélico y es pertinente recordar que tu droga de elección no es mejor ni peor que la mía. Todas las drogas y las personas que las consumen son igual de respetables.
  • Una serie documental:
    Prohibición de Ken Burns. Una magistral pieza de investigación que nos recuerda que la prohibición no funciona y empeora la situación. Si lo vimos claro con el alcohol en los años 20, ¿por qué estamos tan ciegos para verlo con otras drogas?
  • Otro libro:
    Permítanme recomendarles un libro que saldrá a la venta en los próximos meses. Se trata de una novela sobre un amigo mío, con el título: ‘Dr. X. El doctor de la telaraña oscura», de Jordi Ledesma y José Ángel Mañas. Y, por supuesto, tengo que mencionar como recurso los archivos del Dr. X, una increíble recopilación del trabajo de consultoría médica del Dr. X en Silk Road.

He aquí algunas observaciones adicionales directamente de Rafael, del laboratorio Kykeon:

  • El mercado negro de las benzodiacepinas es muy poco fiable:
    Varias veces hemos visto mezclas de benzos en lo que se suponía que era una sola sustancia y benzos mal etiquetadas, incluyendo algunos casos muy peligrosos en los que la sustancia encontrada era 30 veces más potente que la que se etiquetó como.
  • Las drogas adquiridas en festivales suelen ser menos puras o adulteradas con más frecuencia, en comparación con las de las personas que compran «en casa», generalmente relacionadas con grupos específicos de traficantes que venden productos adulterados o falsos en festivales a grandes cantidades de personas.
  • Los productores utilizan enfoques «creativos» para adelantarse a las leyes, y eso puede afectar a la calidad: Por ejemplo, aparecen nuevas lisergamidas cada vez que se añade una a la lista controlada. Lo mismo ocurre con la catinona y otras. También parece que algunos productores siguen rutas sintéticas que creen que darán lugar a un determinado producto, que venden, pero a menudo no analizan su producto, por lo que lo que a veces vemos no es la sustancia esperada, sino un subproducto de reacción fallida.
  • Parece que hay una tendencia de nuevos productos relacionados con el cannabis: Gominolas HHC, gente que convierte CBD en THC en casa, etc.
Kykeon Analytics es una iniciativa de servicio público que ofrece soluciones analíticas para la reducción de daños en el campo de las nuevas entidades químicas emergentes. Kykeon colabora con usuarios y organizaciones ofreciendo servicios de análisis a los usuarios, creando bibliotecas espectrales de libre acceso para investigadores y organizaciones, y realizando un seguimiento del mercado para detectar adulteraciones, etiquetados erróneos y sustancias novedosas.